14 julio 2020

Nuevo paso para reducir el impacto medioambiental. El Boletín Oficial del Estado ha publicado un nuevo Real Decreto por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertederos, sustituyendo al anterior aprobado en 2001. De esta manera, se continúa trabajando para minimizar, en la medida de lo posible, los riesgos que tienen estas operaciones para la salud de las personas y el medio ambiente.

El objetivo es evitar que se depositen residuos aptos para su reutilización, reciclaje o valoración

En concreto, la finalidad de este nuevo decreto es que se cumpla la jerarquía de residuos, es decir, que se evite la deposición de los residuos aptaos para su reutilización, reciclaje o valorización. En este sentido, el proyecto de RepetCo para el reciclaje de envases PET/PE multicapa de origen posconsumo cumple con este objetivo, ya que la compañía va a evitar que acaben en dichos vertederos o plantas de incineración, como ocurre hasta ahora.

Principales aspectos del Real Decreto

Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE) ha participado de forma activa durante el periodo de información publica de este decreto para que se tuvieran en cuenta los puntos más relevantes para el sector de los residuos peligrosos e industriales. Algunos de estos aspectos incluidos son:

  • Obligación de tratamiento previo de los residuos: este punto queda reforzado, ya que se especifica el alcance de lo que debe entenderse por tratamiento previo de los residuos municipales. Además, la regulación establece criterios que permitan valorar la eficiencia de su tratamiento. Para llevarlo a cabo, se propone desarrollar una métrica que tenga en cuenta diversos parámetros: clasificación, estabilización y madurez de la fracción orgánica de los residuos con tratamiento mecánico-biológico. La fijación de los valores límite para estos parámetros queda pospuesta a un posterior desarrollo mediante orden ministerial.
  • Residuos y tratamientos no admisibles en vertederos: se introducen algunos nuevos a la lista ya aprobada en el anterior real decreto. Por ejemplo, la prohibición de diluir o mezclar para cumplir los criterios de admisión. Además, antes del 2023 se determinará mediante orden ministerial una relación de residuos que no serán aceptados en vertederos por ser aptos para otras opciones de tratamiento.
  • Impulso de la economía circular: para seguir con las recomendaciones de la Comisión Europea para incrementar las tasas de reciclado, se propone utilizar, por parte de las administraciones competentes, los instrumentos económicos para el impulso hacia una economía mas circular. De esta manera, cuando sea pertinente, las cantidades que se recauden serán destinadas a la promoción de las primeras opciones de la jerarquía de residuos para avanzar hacia un reciclado de calidad, así como en la mejora de su gestión.
  • Objetivos de reducción del vertido de residuos municipales: se incorporan los establecidos en la Directiva (UE) 2018/850, que será inferior al 10% del total de residuos municipales producidos, con fecha para el 1 de enero de 2035.
  • Costes mínimos: también se establecen estos costes que deberá incluir el precio por la eliminación de los residuos, los costes de establecimiento y explotación, las suscripciones de seguros o garantías financieras y finanzas. También los costes de clausura, mantenimiento y control durante, al menos, 30 años, y los costes debidos a la emisión de gases de efecto invernadero.
  • Inspecciones: se refuerza para asegurar que las operaciones se realizan de acuerdo con las condiciones de autorización. Los vertederos tendrán que someterse a inspecciones periódicas por las autoridades competentes.

ÚNETE A NUESTRAS REDES SOCIALES

OTROS ARTÍCULOS

NOTICIAS