14 julio 2020

Ser sostenible ha dejado de ser una opción para convertirse en una forma de vida y se ha manifestado como motor de cambio y de recuperación, especialmente tras la pandemia de la COVID-19. Así, varias organizaciones han puesto en marcha la plataforma Economía Circular en Acción, una iniciativa que desarrolla diversos proyectos de todas las áreas de la economía circular: desde la reutilización de envases hasta el desarrollo de gases renovables, pasando por el fomento del autoconsumo energético familiar o del reciclaje industrial.

 

Tras años de buenas palabras e intenciones, por fin se ha dado un paso más, porque no solo se trata de la buena reputación que genera, si no de que lo responsable y circular puede generar empleo y cambiar el modelo por completo. Y esa es la filosofía de esta iniciativa, que nace para potenciar la recuperación verde y hacer circular la economía, visibilizando proyectos que aporten inversión y generen oportunidades de empleo.

En Europa Occidental se consumen entre 700.000 – 1.100.000 toneladas al año de bandejas rígidas PET/PE, cuyo reciclaje es mínimo o inexistente.

Los proyectos incorporados, todos promovidos desde el ámbito empresarial, tienen el objetivo de desarrollar productos, sistemas y estrategias que contribuyan a impulsar un modelo de economía circular en España. Y supondrán una inversión total de 947 millones de euros y la generación de, al menos, 4.600 puestos de trabajo directos en España, según las estimaciones de la propia plataforma.

Algunos de los proyectos planteados están vinculados con la reutilización de envases. Y es que en Europa Occidental se consumen entre 700.000 – 1.100.000 toneladas al año de bandejas rígidas PET/PE, cuyo reciclaje es mínimo o inexistente. Actualmente, los envases y las bandejas PET/PE postconsumo tienen como principal destino los vertederos o la combustión con fines energéticos. Por ello, es de vital importancia que plataformas como la que estamos viendo nacer promuevan el reciclaje de envases de plástico, un material masivamente utilizado, pero al que no se le da una segunda vida.

Economía Circular en Acción surge en un momento “trascendental”, de cambio transversal en el que las decisiones que se tomen hoy sentarán las bases del mundo en el que viviremos mañana. Y, en este contexto, además, el Gobierno ha dado un fuerte impulso al marco normativo en materia medioambiental, con la aprobación del proyecto de ley de Cambio Climático y Transición Energética, y de la Estrategia Española de Economía Circular.

Qué beneficios tiene para las empresas involucrarse en la Economía Circular

En el corto plazo, formar parte de la Economía Circular y ser partícipe de este modelo económico tiene grandes beneficios para las empresas de cualquier tamaño. En primer lugar, la reducción de costes de aprovisionamiento, ya que reutilizar los residuos como materias primas permite a las empresas reducir costes de producción y disminuir la dependencia de proveedores de suministro y eventualmente la volatilidad de precios de los insumos. Todo ello puede, a su vez, permitir rebajar el precio final de los productos, lo que beneficia al consumidor y posiciona competitivamente a la empresa.

Para lograr un sistema de producción circular, es necesario incorporar la innovación en prácticamente todos los procesos, desde el diseño hasta la gestión de los residuos.

En segundo lugar, la reducción del impacto ambiental, pues disminuir el consumo de materias primas conlleva, por ejemplo, una reducción de la huella de carbono y la huella hídrica. Ambos elementos resultan relevantes tanto para los reguladores nacionales y locales, cada vez más exigentes, como también para las mediciones de los índices internacionales, como es el caso del Dow Jones Sustainability Index.

 

En cuanto a las ventajas en el medio plazo, está el fomento de la innovación. Para lograr un sistema de producción circular, es necesario incorporar la innovación en prácticamente todos los procesos, desde el diseño hasta la gestión de los residuos. De ahí que sea cada vez más frecuente que las empresas lancen concursos de ideas innovadoras en los que se incentivan la participación y creatividad de los trabajadores con el fin de obtener productos y servicios sostenibles.

En definitiva, el objetivo es que empresas y ciudadanos estén alineados en el mismo objetivo, conseguir que el reciclaje no sea algo anecdótico sino que forme parte de nuestra rutina y forma de vida. Plataforma como Economía Circular en Acción promueven la participación del tejido empresarial y del conjunto de la ciudadanía en este nuevo modelo económico, beneficioso tanto para empresas como para consumidores.